Saltar al contenido
Dioses Egipcios

5 Reinas-faraón más importantes del Antiguo Egipto

Reina-faraón

Una reina-faraón es una mujer que gobernó en la cultura egipcia. Las mujeres del Antiguo Egipto tenían más derechos que cualquier otra civilización del mundo. Este detalle no solo se demuestra en sus hallazgos, sino también en sus dioses, pues en el panteón egipcio había deidades femeninas muy poderosas. Si conoces el Mito de Osiris te darás cuenta de que su gran protagonista es en verdad Isis. No obstante, hubo reinas o esposas de faraones que tuvieron un papel muy importante en sus reinados.

Yo solo te voy a mostrar las cinco mujeres que fueron más influyentes de aquella época, pues son algunas más las que gobernaron en el Antiguo Egipto. De las reinas que te voy a mencionar es posible que te pueda sorprender con alguna en este “top”, pero vamos a ir de las más famosas a las menos conocidas. Las reinas-faraón más importantes del Antiguo Egipto son:

  • Cleopatra
  • Nefertiti
  • Nefertari
  • Hatshepsut
  • Neithotep

Son las reinas que más influyeron en la política. Así que prepárate, porque esto es un capítulo más de Tierra de Faraones.

Las 5 reina-faraón más importantes del Antiguo Egipto

Cleopatra

Cleopatra

Cleopatra VII fue la última de su dinastía, pero hay más leyenda que realidad en las películas de Hollywood. Si alguna vez has estudiado a fondo la historia de esta reina, sabrás que guapa de cara no era, pero si era una mujer culta e inteligente. Pertenecía a la Dinastía Ptolemaica, siendo la última reina de toda una civilización, el Antiguo Egipto. Cleopatra sabía hablar 7 idiomas. Fue una estudiosa de ciertos sectores, como la astronomía, medicina o política entre otras muchas actividades.

El problema que tuvo Cleopatra fue la mala fama que cogió por casarse con Julio Cesar. Por no hablar que después de que asesinaran a su marido, y se fuera después con Marco Antonio. Tal vez fue la avaricia del poder por Roma y Egipto la cual Cleopatra perdiera la guerra, donde se pondría fin a la Tierra de Faraones. Es la más famosa de todas y es por eso que tiene que estar en este top 5 de mujeres más influyentes del Antiguo Egipto.

Nefertiti

Nefertiti

Una reina-faraón con un largo cuello de cisne, así era Nefertiti, cuyo nombre significa «La Bella ha Llegado». Nació en Tebas sobre el año 1370 a.C. Fue la gran esposa de Akenatón, conocido también como Amenofis IV, reinaron en el periodo de la dinastía XVIII. Hija de Ay, un noble que asciende al trono después de la repentina muerte del faraón Tutankamón, en cambio de su madre no se sabe nada. Vivió la época más rica de la historia del Antiguo Egipto, pero esta «faraona» esconde algunos misterios.

En el año 12 del reinado de Akenatón, Nefertiti desaparece de los escritos por arte de magia. Hay varias teorías al respecto, pero la más acertada parece ser que la reina tuviera un cambio de nombre, bajo el título de «Neferneferuatón». Junto con su marido impusieron lo que sería el primer monoteísmo de la historia, promulgando el culto a un solo dios, Atón. La fama de la reina-faraón se debe al busto encontrado en Amarna, que fue la ciudad por excelencia de la reina. El último misterio sería ¿dónde está la tumba de Nefertiti?

Nefertari

Nefertari Meritenmut fue la esposa preferida de Ramsés el Grande (Ramsés II). Si vas a Egipto tienes que saber que la tumba más bella de todas las reinas es la de esta gobernante. Recibió varios títulos, entre ellos estaba «Señora de las Dos Tierras» o «Por la que Brilla el Sol», aunque la denominación más célebre era «Amada de Mut». Ramsés ascendió al rango de gran esposa real no solo a Nefertari, sino también a Isis-Nefer, lo cual es probable que hubiera rivalidad entre ellas. Tuvo al menos nueve hijos, aunque pudieron ser más.

La reina-faraón pudo tener un gran impacto en su marido para que le dedicara la tumba más bella de todas. Nefertari está asociada a la diosa Hathor de Ibshek, una pequeña ciudad al norte del templo de Abu Simbel. Tuvo un importante papel político, gracias a ella evitó guerras entre Egipto y el Imperio Hitita. La reina mandaba cartas de paz al emperador Hattusili III y a su esposa, la emperatriz Puduhepa. Aquella jugada de Nefertari fue conocida como “Tratado de paz perpetua”. Y vamos a por el último dato, y es que, ya te habrás dado cuenta de que Nefertiti y Nefertari son dos mujeres distintas, hay gran confusión en internet con las dos reinas por su nombre tan parecido.

Hatshepsut

Hatshepsut

La mujer que más tiempo estuvo reinando en Egipto, la Gran Hatshepsut. A pesar de que por internet corrió como la pólvora de que esta mujer fue la primera en gobernar “Las Dos Tierras”, hay que decir que ese dato es falso, fue Neithotep. No obstante, Hatshepsut fue una reina muy importante. Peleó por su derecho al trono, siendo la primera feminista documentada de la historia. La reina-faraón era heredera de Tutmosis I, pero con la muerte de su padre pusieron de gobernante a Tutmosis II, nacido de una esposa secundaria.

Aunque este faraón tuvo un reinado muy breve por su prematura muerte, así que eligieron a un hijo que tenía con una concubina, Tutmosis III. Hatshepsut se rodeó de dos grandes personas, Hapuseneb y Senenmut, donde gracias a su apoyo acabaría ocupando el trono, autoproclamándose faraón de las Dos Tierras y primogénita de Amón junto a Tutmosis III. El templo de Deir el-Bahari es una de las maravillas construidas en el reinado de Hatshepsut. La reina embelleció el santuario de Amón en Karnak con monumentales construcciones.

Neithotep

De todas las reinas-faraón conocidas, Neithotep si fue la primera mujer en reinar Egipto. Una olvidada gobernante que muy poca gente sabe de su existencia. Pertenece a la Dinastía I y algunos historiadores comentan que Neithotep se casó con Narmer, aunque no está muy claro. Desde su enlace real hasta su fallecimiento su vida sigue siendo todo un misterio, esto trae de cabeza al mundo de la egiptología. El nombre de Neithotep significa “la diosa Neith está satisfecha”, relacionada con una antigua deidad de la guerra y la caza llamada Neith. La reina era de origen del Bajo Egipto.

La mayoría de inscripciones donde hablan de la reina fueron halladas en las tumbas de Aha y Djer. El papel que desempeñó Neithotep fue el de “esposa real” tras desposarse por motivos políticos del primer faraón de “Kemet”. El argumento por el que se unió con Narmer se cree que fue por unificar el Alto y Bajo Egipto. Las pruebas arqueológicas demostraron que la gobernante murió durante el reinado de su hijo Aha (Atotis). De un principio la tumba de Neithotep pensaron que era la de un faraón, pero gracias a los primeros escritos egipcios, los arqueólogos pudieron saber de qué era una mujer noble de rango extraordinario. Recuérdala como la primera reina-faraón de la historia.

Los egiptologos también vieron