Saltar al contenido
Dioses Egipcios

Apofis: la gran serpiente del caos

Apofis (Apep)

Antes de la creación, todo era caos, sin forma ni propósito. Este estado se conocía como Apofis (Apep), y tenía la apariencia de una “serpiente gigante”. El trabajo de los Dioses era mantener alejada a la oscuridad del caos y reemplazarla con el orden y la luz. En ocasiones, Seth se sentía desbordado mientras se hacía cargo de la proa de la barca de Ra.

Apofis intentaba tragarse el Sol y ocultar su luz con manchas, pero Seth siempre recuperaba el control de la situación, rechazaba los golpes de Apofis y restauraba la luz del Sol. En el mundo de la razón y la ciencia, sabemos que el acto de “tragarse” el Sol consistía en un eclipse solar donde la luna tapaba a la estrella. El orden de nuestro universo físico es por la constancia y continuidad de las leyes físicas.

A lo largo de la historia de Egipto, los faraones eran agentes del sol y tenían la misión de expulsar el caos de los pueblos no civilizados que siempre estaban intentando invadir sus tierras. En muchos aspectos, estas poblaciones sin civilizar eran agentes de Apofis que destruían el orden de las cosas. De este modo, todos los Dioses egipcios eran monstruos para los enemigos de Egipto y los esbirros de Apofis. Prepárate para ver un capítulo más de la Mitología Egipcia.

Apofis (Apep)

Historia

Las deidades del Antiguo Egipto son casi infinitas. Algunas divinidades ofrecen historias desconocidas. Por ejemplo, ¿quién responde al nombre de Apofis? Se trata de un ser terrible, una gran serpiente que vivía en las aguas de Nun. A diferencia de muchas otras culturas, no existen demasiados monstruos en la mitología egipcia.

Los nórdicos mencionan a su Kraken y su gran lobo, Fenrir. Los griegos tenían a Escila, Caribdis, Equidna y Tifón. En Egipto, el único monstruo como tal era el caos, el cual tomaba la forma de una serpiente gigante. Su nombre era Apep, o Apofis en griego clásico.

Origen

No es una deidad que le presten mucha atención. Es mencionada en varias historias de la mitología egipcia, sin llegar a profundizar demasiado. Es decir, que en toda leyenda alguien tiene que ser el malo de la película, pues digamos, que en esta cultura le toca a la serpiente Apofis. Se comenta que podía venir de la Antigua Mesopotamia, es muy posible que fuera en la época de Babilonia.

Egipto tenía un ritual donde se quemaba una serpiente de cera, esto simboliza la destrucción y conquista del mal. Actos mágicos que se celebraban día a día en el templo de Amón-Ra, en Tebas. En el papiro de Bremner-Rhind hay un tratado mitológico que se llama el “Libro de la destrucción de Apofis”.

Como último dato se dice que, en los textos del templo de Esna, la serpiente es hija de Neith, una diosa de la guerra y la caza. Según cuenta la leyenda, Apofis, nace por un escupitajo sobre las aguas primordiales. Este mito se quedó muy en el aire, porque al final en el Antiguo Egipto, la mayoría de las historias sobre esta serpiente, comentan que viene de la nada. No hay mucho más que sacar de este dios del mal, donde cada vez que escuches su nombre, sabrás que su propósito era absorber la luz, Apofis.

Los egipcios también vieron


Resumen
Apofis: la gran serpiente del caos
Nombre del artículo
Apofis: la gran serpiente del caos
Descripción
✅ Apofis (Apep), con apariencia de una “serpiente gigante”. Una deidad de la oscuridad y el caos, siempre en guerra con Horus y Seth
Autor
Publisher Name
Tierra de Faraones
Publisher Logo